jueves, 7 de enero de 2010

Comienzan las pruebas para el envío de agua a las Tablas de Daimiel


El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha comenzado el periodo de pruebas para el envío de agua desde el Acueducto Tajo-Segura al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, cuyas obras fueron aprobadas por Consejo de Ministros

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se encontraba en una situación de emergencia como consecuencia del fuego de turba que se estaba produciendo desde agosto, en el contexto de una situación de sequía de cuatro años.

La solución a los fuegos se encontraba en el encharcamiento e inundación de las mismas para asegurar su extinción, propiciando además la recuperación de sus ecosistemas más amenazados, los masegares y las comunidades de plantas sumergidas, favoreciendo asimismo una buena temporada para la nidificación de aves.

El Consejo de ministros aprobó la realización de dos obras de emergencia que se unían a las actuaciones llevadas a cabo el Organismo Autónomo Parques Nacionales mediante la compactación y humectación de las zonas afectadas. Una de las obras es la realización de nuevos sondeos para bombear agua desde el acuífero.

La segunda es la actuación para la utilización temporal, excepcional y con carácter de emergencia de la Tubería Manchega. Esta medida consiste en utilizar el cauce del Gigüela en los primeros 60 Kms, para desde Villanueva de Alcardete conectarlo a la Tubería de la Llanura Manchega durante 90 Kms y hacer llegar el agua al Parque Nacional realizando el vertido en la Cañada Lobosa.

Con esta medida se pretende aportar agua con rapidez y eficacia haciéndolo a primeros de año, tal como manifestó el Secretario de Estado de Medio Rural y Agua en las reuniones con el Presidente de la Junta de Castilla La Mancha.

La recuperación de las Tablas se enmarca, en todo caso en el conjunto de las actuaciones que buscan la recuperación de las condiciones hidrológicas del Alto Guadiana, tanto en los humedales y cauces, como en las aguas subterréneas.

El agua que ha iniciado ya su camino y podría llegar al Parque Nacional en unos 5 ó 6 días, procede del ATS. En estos momentos el volumen de agua existente en los embalses de Entrepeñas y Buendía ha crecido de forma considerable por lo que de un modo inmediato se saldrá de la situación de emergencia, ya que se pueden superar los 466 Hm³.